Porque todos tenemos algún amigo despistado al que le dices ¡Me caso el 7 de Septiembre! y a él con la emoción del momento le da por pensar que la boda es el 6, o porque con las vidas ajetreadas de hoy en día, el que más y el que menos busca hacer  una escapadita para relajarse y desconectar, el Save the date es la solución para que nadie se pierda tu boda.

El otro día hablábamos de la importancia de las invitaciones aquí, pero como se suelen dar entre dos y tres meses antes (uno como mínimo) , por qué no entregar antes un “avance” para que a nadie se le olvide el día y pueda reservarlo para ti.
 Hay un montón de formas de hacerlo, eso si, deberían estar en consonancia con el estilo gráfico que  hayamos elegido para las invitaciones y demás piezas de la papelería, seguro que encontrais alguna que hace que a tus invitados no se les olvide cuando es tu gran día.

Aquí van algunos de nuestros Save the date favoritos que estaríamos encantadas de recibir.


¿Qué os parece la idea? ¿Haríais un Save the date para vuestra boda?

Y ya sabéis, coged los tacones y !vámonos de boda!