A todas nos pasa, aunque no tengamos más de una boda al año, siempre hay otra a la vista y con ella llegan las dudas del modelito a lucir. Pues bien, lo que menos nos gusta repetir es el vestido, pero ¿los complementos?

A todas nos da pereza ponernos a buscar para cada vestido unos complementos que le vayan (a mi la primera). Por esa razón he decidido buscar una estrategia para evitarlo, porque todas queremos ir monísimas y si puede ser, sin grandes comederos de cabeza.

Solamente con dos pares de zapatos, unos dorados y otros nude ya me valen para cualquier vestido que se me ponga por delante, sí sí, así como os lo cuento. Porque estos dos colores y la forma de zapato o sandalia se adaptan a la perfección a cualquier tipo de estilo y color.

Complementos-invitada-boda

En cuanto a la cartera tenemos “la joya de la familia” una cartera que acertadamente compró mi madre hace 22 años y que mis hermanas y yo le hemos sacado un partido increíble. Fiesta, celebración o boda que tenemos siempre está entre las posibles opciones nuestra tan socorrida cartera dorada rígida.
Pero aun así otra cartera nunca viene mal y con una negra o nude ya solucionamos nuestro conjunto bodíl.

Así que, os dejamos unas propuestas que cumplen los requisitos de forma y color para convertirse en un buen fondo de armario de complementos de invitada, con los que no os harán falta más. Estupendo, ¿no?.

¿Qué os parece nuestro consejo?¿Por qué colores optaríais vosotras?
Así que ya sabéis, coged vuestros tacones y… ¡vámonos de boda!