Algo que nunca falta en una boda es la tarta, de distintos tipos, sabores, pero siempre después de todo lo salado del convite, llega el dulce postre en forma de tarta.

A parte de servir para endulzar un poco a los invitados, participa en uno de los momentos míticos de la celebración, cuando “los novios cortan la tarta”. Éste momento va a ser inmortalizado en forma de foto o video, por tanto además de buscar una tarta rica, también es importante que sea una tarta bonita y vistosa.
Por eso os queremos mostrar los distintos tipos de tartas que más nos gustan y que nos encantaría probar 😉
  • Tartas cubiertas con pasta de azúcar: Están muy de moda y la pasta de azúcar permite hacer miles de formas y cubrir el relleno con un acabado perfecto. Flores, colores, degradados, dibujos, distintos relieves como puntillas, efectos como el brillo del dorado, es un mundo de posibilidades.
  • Tartas con cubierta cremosa (buttercream): también permiten hacer distintos acabados lisos o con formas y se le pueden dar diferentes sabores.
  • Naked cake: Tartas sin cobertura, simplemente llevan el bizcocho y el relleno, acompañadas de flores y frutas. Sencillas pero muy bonitas.
  • Tartas cubiertas de chocolate: uno de los sabores que más triunfan cuando hablamos de postres, como no, es el chocolate. 
  • En forma de tarta: si las tartas no es lo tuyo y tu postre favorito es otro pastel, siempre lo puedes utilizar cómo tal dándole forma de tarta, como éstas hechas de macarons y cupcakes.
¿Cuál es vuestra favorita? 
Así que ya sabéis, coged vuestros tacones y… ¡vámonos de boda!